Back to top

Ferias virtuales híbridas: networking y sostenibilidad

Publicat per Eva Alós Mechó el 11-06-2021

Las ferias en formato virtual son una tendencia mundial que ha demostrado ser igual de efectiva que las presenciales. Diversos sectores e importantes ferias como el Mobile Congress o la Fira de Barcelona han hecho el cambio a un modelo virtual que ha ofrecido la oportunidad de disfrutar de una experiencia inmersiva y participativa para el usuario. De hecho, los stands virtuales pronostican convertirse en la tendencia de los años venideros en un formato híbrido. ¡Te contamos las claves para crear un evento virtual exitoso!

Las primeras acciones con la intención de llevar al mundo virtual las ferias y congresos se basaban en una interfaz web. Estas saldaban con suficiente competencia dos de los tres principales ejes en los que se determina una feria: transmisión de información y acción comercial. Al fin y al cabo, las charlas y conferencias son fácilmente trasladables a un vídeo por internet, y los expositores pueden también incorporar gran variedad de contenido multimedia en una página web con la esperanza de atraer al máximo de visitantes posible. El networking, en cambio, el tercer y último de estos ejes, tiene una peor traducción al mundo virtual, lo cual ha concluido en la creación de las ferias híbridas.

 

Las ferias en formato híbrido se establecen como la tendencia futura.

Las ferias en formato híbrido son una puerta a ofrecer un modelo de eventos más accesibles y cómodos para todos los públicos. Por un lado, ofrecen la posibilidad de que los expositores y organizadores puedan volcar sus esfuerzos en crear una experiencia más completa a las personas que acudan, potenciando el networking, y por otro lado, la parte online permite ofrecer más información y utiliza nuevos formatos como videos participativos y el espacio como un atractivo único

Todo esto se traduce en siete ventajas que consiguen que las ferias virtuales destaquen sobre las presenciales y que se postulen como un avance en el mundo de las ferias y los congresos.

 

Siete ventajas de las ferias virtuales

Personalización: Los espacios online se pueden adaptar a las necesidades de las personas que lo organiza, además de que se pueden añadir elementos decorativos de una manera más sencilla. Estamos hablando de la arquitectura del espacio y de los stands, además de los avatares.

Interacción con el entorno: Al contrario de en las ferias presenciales, las virtuales no suponen un esfuerzo físico para las personas que lo visitan, por lo que pueden interaccionar con los estands o con los elementos dispuestos en el espacio sin preocuparse por el cansancio. Además, todos los contactos e informaciones que se vaya recabando se pueden guardar en el ordenador cómodamente.
 
Integración: Todos los elementos que se deseen poner se pueden integrar en una misma plataforma. Enlaces a otras webs, archivos PDF, etc.

Sin limitaciones espaciales ni temporales: Construir tu propio espacio tiene sus ventajas y una de ellas es la posibilidad de crear espacios pensando en tus necesidades y no en la capacidad del local. Además, cabe la posibilidad de alargar el evento en el tiempo, al reducir los costes operativos y no alquilar los espacios por horas.

Flexibilidad: Las charlas y conferencias que se den durante la celebración de la feria pueden ser guardadas para su posterior visualización, así el visitante tendrá a su disposición todos los vídeos de las ponencias y mesas redondas que se celebren.

Más sostenibles: Las ferias online suponen una opción  mucho más eco-friendly en comparación con las presenciales, ya que evita traslados y reduce la generación de residuos.

Sin aforo: El número de asistentes a las ferias online, en contraposición a las presenciales, no tiene un número límite de personas que puedan asistir. De esta manera, es más posibilidad de aumentar el público objetivo.

 

El formato híbrido ayuda a democratizar los eventos. Este otorga el acceso, en la versión virtual, a un público más amplio, que de otro modo nunca podría disfrutar de estas ferias y congresos. Al mismo tiempo, la versión virtual permite que los expositores puedan dirigirse directamente a un usuario final, que acude directamente a ellos.

Daniel Albás, desarrollador de plataformas para eventos virtuales.

 

Así pues, hay diversas plataformas a través de las cuales se puede llevar a cabo una feria virtual. Las más habituales son a través de una página web o una aplicación móvil. Cuanto más compleja e inmersiva sea la experiencia, mayor impacto tendrá en el rendimiento del dispositivo. Aunque la inmediatez de las aplicaciones web es incontestable, algunos eventos funcionarán mejor con una aplicación de escritorio o móvil.

Online: Esta opción ofrece la facilidad de conectarse directamente a la feria sin la necesidad de descargar ningún archivo. Sin embargo, dependiendo de las prestaciones del dispositivo, el funcionamiento de la plataforma puede ser lento, perjudicando la experiencia del usuario.

Aplicación: Una aplicación de escritorio permite, además de conseguir un rendimiento superior, añadir algunas características a la feria que son imposibles en navegador. Por ejemplo, un chat de voz. El funcionamiento es igual que en la versión web, con la única diferencia que el usuario deberá descargar e instalar una aplicación. 

 

En Basetis contamos con un equipo experto en la creación de stands virtuales, así que si te has quedado con dudas, ¡te respondemos!

 

+1
6


0 Comentaris

Encara no hi ha comentaris, però pots afegir el teu!