Back to top

RSC #1: ¿Qué son los ODS?

Publicat per Carlota Palma el 19-05-2021

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa, también conocida como RSC, es una forma de dirigir las empresas. Se basa en gestionar los impactos que genera la actividad empresarial sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y la sociedad en general.

A pesar de que hoy en día todo el mundo conoce el término en mayor o menor medida, es relativamente nuevo. Nace en la década de los 90, cuando la globalización comenzaba a expandirse y a revolucionar los modelos de negocio de los países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo. La globalización favoreció a desvincular el poder empresarial en detrimento del estado, los procesos de deslocalización o la privatización de los servicios básicos. En esta situación quedó expuesto el impacto negativo de algunas empresas, sobre todo multinacionales, sobre los derechos sociales y medioambientales. 

Básicamente, la Responsabilidad Social Corporativa surgió para aminorar este impacto sobre los Derechos Humanos, e intentar disminuir la intervención del hombre en la naturaleza. Es por ello que la RSC cubre hoy en día tres grandes temáticas: la económica, la social y la medioambiental. Sin embargo, si algo caracteriza a la RSC es su faceta pluridimensional, por lo que cada negocio es libre de aplicar esta forma de dirigir la empresa adaptada a sus capacidades.

 

ODS y Agenda 2030

Con el objetivo de unir fuerzas, Naciones Unidas propuso 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, y puso sobre la mesa un llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y perspectivas de las personas en todo el mundo. En 2015, todos los estados miembros de la ONU aprobaron estos objetivos y se incluyeron en la Agenda 2030, un plan de acción para las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y el trabajo conjunto.

Esta agenda no solo cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, sino que también convergen 169 metas que buscan erradicar la pobreza, combatir las desigualdades y promover la prosperidad, al mismo tiempo que protegen el medio ambiente.

Los líderes mundiales ya han integrado los ODS en su Responsabilidad Social Corporativa, y muchas empresas han adoptado aquellas que más se adaptan a su modelo de negocio. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible son:

Fuente: Pacto Mundial Red Española

 

RSC y Basetis

Basetis es una de las empresas que han optado por contribuir al desarrollo sostenible mediante la adopción de once ODS de los diecisiete posibles. Estos son:

1.- Fin de la pobreza

A nivel mundial, el número de personas que viven en situación de extrema pobreza disminuyó desde un 36 % en 1990 hasta un 10 % en 2015. No obstante, el ritmo al que se produce este cambio está disminuyendo, y la crisis de la COVID-19 ha puesto en un peligro devastador a los países en desarrollo. Se calcula que el 55% de la población mundial no tendrá acceso a protección social, y las consecuencias retumbarán en todas las sociedades y afectarán a la educación, los derechos humanos, y en los casos más graves, a la seguridad alimentaria y nutrición básicas.

3.- Salud y bienestar

Actualmente, nos enfrentamos a una crisis sanitaria mundial que está propagando el sufrimiento humano, desestabilizando la economía mundial y cambiando drásticamente la vida de millones de personas. Antes de la pandemia se dieron pasos de gigante en la mejora de la salud de muchas personas, aumentando la esperanza de vida y reduciendo algunas causas de muerte comunes asociadas a la mortalidad infantil y materna. Ahora, la problemática se ha diversificado en dos frentes: mejorar la salud y bienestar generales, así como lidiar con el coronavirus.

4.- Educación de calidad

La educación es uno de los pilares fundamentales para establecer sociedades buenas y productivas. A pesar de los avances que se han realizado en la ampliación de los accesos a la educación (sobre todo en niñas), en 2018 había 260 millones de niños que todavía estaban fuera de la escuela. Con la llegada del coronavirus y el cierre temporal de los centros educativos, el 91% de los estudiantes se vieron afectados, y 369 millones de niños que dependen de comedores escolares tuvieron que buscar otras fuentes de nutrición diaria.

5.- Igualdad de género

La igualdad de género es un derecho fundamental que permite construir un mundo pacífico, próspero y sostenible. En las últimas décadas se han conseguido avances como la escolarización de más niñas, la reducción del matrimonio precoz o el hecho de que cada vez hay más mujeres en posiciones de liderazgo. Aun así, la pandemia del coronavirus puede revertir en los escasos logros que se han alcanzado en pro de la igualdad de género, e incluso agrava las desigualdades existentes.

8.- Trabajo decente y crecimiento económico

Un crecimiento económico inclusivo y sostenido puede impulsar el progreso, crear empleos decentes para todos y mejorar los estándares de vida. La crisis económica sanitaria provocada por el coronavirus ha alterado millones de vidas, y la OIT (Organización Internacional del Trabajo) calcula que cerca de la mitad de todos los trabajadores se encuentra en riesgo de perder sus medios de subsistencia.

9.- Industria, innovación e infraestructura

La industrialización inclusiva y sostenible, junto con una buena política de innovación e infraestructura, pueden favorecer a crear economías dinámicas y competitivas que generen empleo e ingresos. Aun así, el ritmo de desarrollo actual ha disminuido en los últimos años, hecho que no permite prosperar a los países en desarrollo ni introducir nuevas tecnologías que mejoren la productividad.

10.- Reducción de las desigualdades

Conseguir que nadie se quede atrás forma parte de la consecución de los ODS. La desigualdad dentro de los países y entre estos es un continuo motivo de preocupación. A pesar de que existen algunos indicadores positivos sobre la reducción de estas diferencias, la pandemia provocada por el coronavirus ha intensificado las desigualdades existentes y ha afectado a las personas y comunidades más vulnerables. Ha sacado a la luz las desigualdades económicas y las frágiles redes de seguridad social, y estos grupos han sufrido con mayor ímpetu las consecuencias de la crisis.

12. Producción y consumo responsables

El consumo y la producción son las fuerzas impulsoras de la economía mundial, y dependen del uso del medio ambiente natural y de los recursos de una forma continuada, que tiene efectos destructivos sobre el planeta. Por ejemplo, cada año se calcula que un tercio de la comida producida (1.300 millones de toneladas, con un valor cercano al billón de dólares) se acaba pudriendo en la basura de los consumidores y minoristas. El consumo y la producción sostenibles consisten en hacer más y mejor con menos, además de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de los recursos y promover estilos de vida sostenibles.

13. Acción por el clima

El cambio climático está afectando a todos los países de todos los continentes. Está alterando las economías nacionales y afectando a distintas vidas. Los sistemas meteorológicos están cambiando, los niveles del mar están subiendo y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos. Por ejemplo: 2019 fue el segundo año más caluroso de todos los tiempos, y marcó el final de la década más calurosa jamás registrada. A pesar del coronavirus nos ha obligado a reducir nuestro movimiento, haciendo que las emisiones de gases de efecto invernadero caigan hasta un 6% en 2020, es necesario tomar medidas urgentes para abordar la emergencia climática con el fin de salvar vidas y medios de subsistencia.

16.- Paz, justicia e instituciones sólidas

Los conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia continúan suponiendo una grave amenaza para el desarrollo sostenible. En 2018, el número de personas huyendo de guerras, persecuciones y conflictos superó los 70 millones, la cifra más alta registrada por el ACNUR (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), y la ONU registró 357 asesinatos y 30 desapariciones forzadas de defensores de los derechos humanos, periodistas y sindicalistas.

17.- Alianzas para lograr los objetivos

Para que un programa de desarrollo se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta. Muchos países requieren asistencia para fomentar el crecimiento y el comercio, aunque la ayuda de los países donantes está disminuyendo, porque no han respetado su compromiso de aumentar la financiación para el desarrollo. Además, se espera que la economía mundial se contraiga a causa del coronavirus, generando la peor recesión desde la Gran Depresión. Con el fin de que los países puedan recuperarse, es necesaria una sólida cooperación internacional.
 

En la próxima serie de #ODS y #PushingSocialChange del blog, os iremos explicando cada Objetivo de Desarrollo Sostenible que forma parte de nuestra RSC en detalle con información como: la situación actual en el mundo, qué acciones lleva a cabo la ONU y cuáles pueden hacerse de forma individual, enlaces para asociarse con iniciativas y el plan de acción de Basetis respecto a ese ODS.

¿Conocías los Objetivos de Desarrollo Sostenible? ¿Y que Basetis trabaja para cumplir con la Agenda 2030?
 

Fuentes de información:

  1. Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa. ¿Qué es la RSC? Sitio web: https://observatoriorsc.org/la-rsc-que-es/
  2. Naciones Unidas. La Agenda para el Desarrollo Sostenible. Sitio web: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/development-agenda/
+1
7


1 comentari

Afegeix un nou comentari